jay-z-the-keys-shootEl lanzamiento musical más importante de este viernes fue, probablemente, el del último disco de JAY-Z. El rapero nacido en Brooklyn terminó con cuatro años de silencio discográfico con la publicación de “4:44”, el sucesor de “Magna Carta Holy Grail” (2013) y la industria se frota las manos con su resultado.

Porque además de lo estrictamente musical, donde el músico de 47 años siempre ha dejado huella, el trabajo tiene reflexiones muy íntimas sobre el artista y su relación con su esposa Beyoncé.

Si bien nunca lo confirmó, el mito indicaba que el último disco de su esposa Beyoncé llamado “Lemonade” (2016) era, en parte, el relato de la infidelidad sufrida por su marido —“Será mejor que llame a Becky, con su lindo cabello”, dice en una de sus canciones—.

Y ahora el aludido respondió en algunos pasajes de su nuevo trabajo. Más precisamente en la canción que da nombre al álbum.

“Y si mis hijos supieran, no sé ni qué haría. Si no me miran de la misma manera, probablemente me moriría de la vergüenza. ‘¿Hiciste qué con quién?’, ‘¿Cómo de bueno es un ménage à trois cuando tienes una alma gemela?’, ‘¿Lo arriesgaste por Blue?'”, dice JAY-Z, que se disculpa con su esposa en diversas oportunidades, y no solo por la supuesta traición sino también por haberla presionado y no valorar a tiempo su matrimonio.

Incluso, esos no serían las únicas experiencias íntimas que Shawn Corey Carter (el nombre real del artista) habría convertido en canción.

“Te quedaste afuera de la escuela, perdiste tus principios”, canta en “Kill JAY-Z”, y los medios especializados asumen que va dirigida a Kanye West, su ex amigo, en una relación que se quebró por culpa de los contratos musicales y la falta de empatía de Carter y Beyoncé luego del asalto que Kim Kardashian, esposa de West, sufrió en París.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here